Noticias de CantabriaNoticias de Madrid

La plaza de España tendrá un nuevo foco cultural y social tras la aprobación del plan especial para la antigua sede de la Compañía Asturiana de Minas – Ayuntamiento de Madrid

La comisión de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado de manera definitiva el Plan Especial promovido por Mutua Madrileña Automovilista para la parcela situada en la plaza de España número 8. Gracias a esta propuesta, que será debatida y votada en el Pleno de la próxima semana, permitirá la apertura de un nuevo foco cultural y social en este punto emblemático del distrito Centro. Esta iniciativa de Planeamiento permitirá la completa restauración del edificio protegido y su rehabilitación para el uso de Equipamiento Privado Cultural. Este Plan Especial en Materia de Protección e Intensificación de Usos completa así su tramitación, una vez transcurrido el trámite de información pública sin que se hayan presentado alegaciones.

Este proyecto que ha impulsado el Área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, dirigida por Borja Carabante, aportará otro atractivo más al entorno del Madrid de los Austrias. En pleno barrio de Palacio, se unirá a la reciente reforma de la plaza de España y a la apertura de la Galería de las Colecciones Reales.

Protegido en el Catálogo municipal y declarado BIC

El ámbito del Plan Especial es la parcela número 8 de la Plaza de España. Tiene una superficie de parcela de 1.493 m2, forma pentagonal irregular con una de sus esquinas achaflanadas (esquina de Plaza de España y calle Bailén) y fachadas tanto a la propia plaza de España como a la calle del Río. El edificio cuenta con una superficie construida de 4.413 m2, y se compone de dos piezas unidas formando una unidad espacial y de uso.

Su excelente diseño, composición y factura y la riqueza de sus materiales le han convertido en un edificio emblemático de la ciudad. Está incluido en el Catálogo de Edificios Protegidos del Ayuntamiento de Madrid con el nivel (1) y el grado (singular) más elevado posible. Además, es Bien de Interés Cultural de la Comunidad de Madrid, con categoría de Monumento. Fue proyectado en 1896 por el arquitecto Manuel Martínez Ángel, que a la vez fue director de la Real Compañía Asturiana de Minas, razón que propició que el inmueble fuera además la sede social de la compañía en la capital. Fue construido de 1896 a 1899, con un programa de oficinas y nave de depósito de materiales de la citada mercantil en las plantas sótano y baja, y tres plantas altas destinadas viviendas de los ingenieros.

Sin uso estable

Tras la implantación de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid durante los años 1988 a 2002, no ha tenido una actividad estable y actualmente se encuentra sin uso, aunque se ha mantenido en correctas condiciones de estabilidad y protección de los elementos arquitectónicos que le otorgan su nivel y protección. Igualmente, la propiedad ha reparado la envolvente -cubiertas y fachadas- para mantener su magnífica presencia en el entorno de la Plaza de España, en la actualidad se encuentra sin uso.

El régimen de obras que por medio de este Plan Especial en Materia de Protección e Intensificación de Usos se ha aprobado hoy, permite la restauración de los elementos arquitectónicos protegidos y la implantación del uso de Equipamiento Privado Cultural como sede de la Fundación Mutua Madrileña, siendo la actividad más adecuada para ello.

La Fundación Mutua Madrileña destinará el edificio a desarrollar un amplio programa de actividades culturales (exposiciones, conciertos, foros debate y encuentro, ciclos de cine, etc.) y formativas, muchas de ellas destinadas a niños, jóvenes y colectivos desfavorecidos, como las que ya viene desarrollando en diferentes ubicaciones con las entidades del Tercer Sector a las que apoya.

La iniciativa, por lo tanto, permite así dar un enfoque cultural a este Bien de Interés Cultural. Este uso está totalmente integrado en el ambiente urbano que caracteriza la zona, lo mejora, dinamiza y complementa, tal y como pretende el Ayuntamiento en sus objetivos de impulso, revitalización y mejora del centro de la ciudad. El proyecto subraya que la intervención preservará el patrimonio arquitectónico de la ciudad y mejorará la estética del entorno.

En concreto, el Plan Especial autoriza las siguientes obras: las necesarias para materializar la edificabilidad asignada en planta sótano para uso dotacional; la demolición de la escalera no original de acceso al sótano; el acondicionamiento general para mejorar las condiciones de salubridad, habitabilidad, protección al ruido,  eficiencia energética, aislamiento térmico, seguridad y ornato; la reestructuración que permita instalar una nueva escalera de acceso al sótano así como ascensores y montacargas; y trabajos exteriores que implican, por ejemplo, la implantación de jardines.

Dado su nivel de protección, las obras de conservación, consolidación, restauración, acondicionamiento o reestructuración puntual, cuando la finalidad sea la adaptación del edificio a la normativa de protección contra incendios y de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas no son objeto de este Plan Especial y deberán ser examinadas por la Comisión para la Protección del Patrimonio durante la tramitación de la licencia urbanística correspondiente. /

Publicaciones relacionadas