2023, un año de hitos y retos en la salud pública mundial

“El 2023 fue un año de hitos y retos en la salud pública mundial”, dijo este martes el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su discurso de fin de año. 

Entre los acontecimientos más destacados, Tedros Adhanom Ghebreyesus hizo referencia al fin del COVID-19 como emergencia de salud pública internacional, declarada en mayo. “Esto marcó el punto de inflexión para el mundo después de tres años de crisis, dolor y pérdida para la gente en todas partes. Me alegro de ver que la vida ha vuelto a la normalidad”, apuntó. 

El doctor Tedros destacó también el fin del brote de MPOX como emergencia sanitaria mundial y la aprobación de nuevas vacunas contra la malaria, el dengue y la meningitis.

Además, Azerbaiyán, Tayikistán y Belice fueron declarados libres de paludismo y se eliminaron algunas enfermedades tropicales en distintos países, entre ellas la enfermedad del sueño en Ghana, el tracoma en Benín, Mali e Iraq, y la filariasis linfática en Bangladesh y Laos.

El director de la OMS recordó que otra enfermedad prevenible mediante vacunación, la poliomielitis, está cerca de ser erradicada y que 30 países más introdujeron la vacuna contra el VPH en sus esfuerzos para eliminar el cáncer de cuello de útero.

Salud y cambio climático

Tedros destacó que la sanidad fuese incluida en los programas de la Conferencia sobre Cambio Climático (COP28), que tuvo lugar en Dubai, donde gobiernos y científicos emitieron una declaración mundial sobre el clima y la salud.

En la Asamblea General, en septiembre, los jefes de Estado se comprometieron a impulsar la cobertura sanitaria universal, acabar con la tuberculosis y proteger al mundo de futuras pandemias, señaló.

Conflictos armados

Sin embargo, Tedros subrayó que el 2023 también fue un año “de inmensos y evitables sufrimientos y amenazas para la salud”, refiriéndose, a continuación, a los atentados de Hamás contra Israel el 7 de octubre, los cuales dejaron unos 1200 muertos y más de 200 rehenes. “Los informes sobre violencia de género y malos tratos a los rehenes son deplorables”, añadió.

El posterior ataque contra Gaza ha causado más de 20.000 muertos, principalmente mujeres y niños, y más de 53.000 heridos. “Los hospitales y el personal sanitario han sufrido repetidos ataques, mientras que los esfuerzos de ayuda no cubren las necesidades de la población”.

El 22 de diciembre, sólo nueve de las 36 instalaciones sanitarias de Gaza funcionaban parcialmente, y sólo cuatro ofrecían los servicios más básicos en el norte, especificó.

“Por este motivo, seguimos pidiendo un alto el fuego inmediato”, insistió.

El director también hizo referencia a otros lugares del mundo asolados por la guerra y los conflictos armados, como Sudán, Ucrania, Etiopía y Myanmar.

Sin paz no hay salud, y sin salud no puede haber paz”. 

Preparación contra las pandemias

El responsable de la agencia destacó que los brotes de cólera son especialmente preocupantes, con una cifra récord de más de 40 en todo el mundo.

Además, en términos de preparación y respuesta ante emergencias, “siguen existiendo lagunas en la preparación mundial para prevenir la próxima pandemia”.

En este sentido, el doctor Tedros señaló que los gobiernos están negociando el primer acuerdo mundial para proteger a las comunidades de las pandemias, un plan diseñado para abordar los vacíos existentes en cuanto a la colaboración, la cooperación y la equidad mundiales.

Para finalizar, el director extendió su gratitud a los trabajadores sanitarios, socios y colegas de la OMS: “Estoy seguro de que todos se unirán a mí en el deseo de que el Año Nuevo traiga paz, ayuda y prosperidad para todos los pueblos del mundo”, concluyó.